La maqueta de madera

La maqueta de madera es otra historia. No una maqueta volumétrica que con un taco de madera se puede resolver. Hablo de una maqueta con detalle, con sus marcos de ventana, carpinterías, cornisas, columnas, hornacinas, etc…

La madera es un material natural, vivo, que tiene su ciclo, unas condiciones de trabajo complejas, de esto saben bien los ebanistas y carpinteros. De hecho eran éstos profesionales los que hacían aquellas maquetas que encargaba Miguelangelo en el Renacimiento para presentar el proyecto a sus clientes. Éste fue el material que más se utilizaba en los siguientes siglos XVII, XVIII y XIX combinado en ocasiones con el yeso.

La madera impone un respeto y más cuando se trata de un proyecto con mucho detalle. Cuando aceptas una maqueta en este material sabes que no podrás masillar (no como se hace con los plásticos) para tapas ciertas uniones y defectos, no la pintarás (hay profesionales que pintan la madera), con lo que las piezas deben estar bien diseñadas, bien cortadas y muy bien pegadas entre ellas para que todo funcione bien. Y esto para nosotros es un reto que nos encanta, un trabajo complejo que siempre saca lo mejor de nosotros como equipo técnico y artístico. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cúpula y galería interior de la maqueta sección realizada en madera de Iroko para el concurso del Monumento a los Caídos en Pamplona

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario